En un giro dramático de los acontecimientos, Pumas ha pasado de ser uno de los equipos más precarios a líder en solitario de la Liga MX. David Patiño ha encontrado en el 1-4-4-1-1 un sistema compensado que le permite ceder posesión y ser imparable al contragolpe, y de esa manera propinó su primera derrota en el Clausura 2018 en calidad de local a Monarcas Morelia.

Patiño colocó el que ya es su once de gala y que dista apenas en un par de piezas del equipo que se arrastró por los campos mexicanos el semestre pasado. La adhesión de Alustiza ha aportado brillo al frente, mientras que Arribas ha traído poderío y calidad desde España. Qué decir del aumento de nivel que han mostrado futbolistas como Van Rankin, Barrera o Gallardo.

Roberto Hernández apostó por otorgar los controles, una noche más, al genial Valdes, quien no tuvo su noche. Su compatriota Marcelo Díaz fue un incordio y no le permitió conectar con Ruidíaz, hecho que anuló completamente a la ofensiva local. Morelia tuvo el balón (58%), pero no pudo aprovecharlo, pues jamás llegó con espacios.

Pumas es un auténtico monstruo cuando galopa al contragolpe. Gallardo y Barrera son imparables por los costados y Castillo una auténtica pesadilla para centrales y contenciones. Hoy lució más Alustiza, que aprovechó un error del joven Valadez para capitalizar un contragolpe de tres toques superando en velocidad a Sosa y anotando el primero sobre la primera media hora.

Morelia encajó muy mal el tanto y perdió el control del balón, se obcecó y no fue capaz de superar la primera línea de los auriazules. El descanso tampoco fue suficiente para que volvieran a meterse en el partido y una nueva llegada de Barrera por derecha finalizó en un autogol de Guzmán que terminó por hundir los ánimos en el Estadio Morelos.

La segunda mitad fue de ritmo bajo, provocado por Pumas, que impidió las conexiones constantes de Morelia en 3/4. Sólo la entrada de Ray Sandoval a 20 del final agitó un cotejo que parecía completamente definido. El peruano tiene chispa y lo demostró trabajando por ambas bandas, pero simplemente no tuvo acierto. Sí que acertó Sansores, que remató al fondo un centro de Vilchis en un saque de esquina a diez para el final.

Pumas sufrió en la recta final y perdonó hasta en tres ocasiones en avances de Castillo y ‘Cubo Torres’, que debutó con el pie izquierdo en el conjunto auriazul, errando pases y una jugada en boca de gol. En el último minuto, Morelia lanzó dos saques de esquina con diez elementos en el área rival, incluyendo a Sosa, pero no fueron capaces de rematar a portería.

Universidad se llevó tres puntos de oro que lo mantendrán, una semana más, en la cima de la tabla. Morelia, por su parte, se estanca en 4° lugar y podría abandonar incluso la zona de calificación al final de esta jornada.