Durante un periodo en los años noventa, el mayor deseo de todo gran club europeo era tener en la delantera a cualquiera de Gabriel Batistuta y Ronaldo. Eran los dos jugadores más letales del momento, con promedios de anotaciones por partido muy por encima del promedio de la era Antes de Messi-Ronaldo.

Por mucho tiempo juntar al entonces mejor jugador argentino con el mejor atacante del mundo en el momento, además brasileño, fue una fantasía, pero como tantos que crecieron en los noventa recordarán que en ese entonces se organizaban partidos como “Europa vs Resto del Mundo”, “Italia vs Resto del Mundo”, etc, y en uno de estos partidos se prestó la oportunidad de ver lo que la dupla pudo haber hecho.

El equipo de Europa fue capitaneado por Zinedine Zidane, e incluía nombres como Fernando Hierro, Alessandro Costacurta, Paul Ince y Patrick Kluivert; por el Resto del Mundo además de los mencionados Ronaldo y Batigol, el XI incluyó al camerunés entonces portero del Deportivo la Coruña Jaques Songo’o, al histórico Surcoreano Hong Myung-bo, al japonés Hidetoshi Nakata y al mexicano Marcelino Bernal, entre otras importantes figuras de todos los continentes.

Solo queda ver de lo que fueron capaces Ronaldo y Batistuta combinados: