La llegada de Guardiola al Manchester City generó la incógnita sobre la continuidad de Sterling dentro del equipo inglés. Y es que prácticamente tratando cualquier situación había ciertas dudas acerca de la posible adaptación del futbolista británico al estilo del técnico catalán. En Inglaterra era un tema de debate frecuente, y eso llevaba a que se llegara a especular con ofertas o movimientos de salida que involucraban al atacante. Pese a toda esa rumorología, no solamente Guardiola lo desmintió, sino que en más de una ocasión habló de Sterling como un jugador muy útil dentro de su plantilla, un futbolista al que no quería vender. Y posiblemente, en su segunda temporada, y habiendo mostrado buenas cosas también durante la primera, se ha convertido en un indispensable dentro del once titular del equipo sky blue.

“Sterling se ha convertido en un indispensable dentro del once titular del equipo sky blue”

Guardiola ha sabido adaptar a Sterling. Y el jugador inglés también ha sabido pulir sus habilidades para ser un jugador bastante útil para su equipo. Prácticamente desde su llegada, su nuevo técnico le puso en banda derecha, donde seguramente se sienta más cómodo y mayor facilidad tenga para realizar las acciones. Pero dentro de la adaptación que necesitó el equipo durante la pasada temporada, estamos viendo algunas cosas distintas durante la actual de Sterling. Sin una base sólida aún, y algo desbordado por el ida y vuelta del fútbol inglés, Guardiola trató de dominar esas situaciones y durante algún tramo de la temporada tanto Sané como Sterling fueron un argumento sólido en la fase ofensiva del equipo.

Aprovechando su verticalidad y movimientos eléctricos con la pelota, Guardiola ha sabido dar una vuelta de tuerca más al juego de Sterling y conseguir así que muestre una mayor respuesta ante un mayor número de situaciones. Y es que el inglés, desde que mostrara sus virtudes en el Liverpool, siempre se destacó por su rapidez y habilidad en el uno contra uno, pero el técnico español ha conseguido que no sólo siga aprovechándose de ello, sino que asociativamente sea mucho más aprovechable. Las intervenciones de Sterling ahora mismo son más constantes, y aunque a veces le falta tal vez un poco más de continuidad, sí se suele mostrar a lo largo de los partidos. Combina mejor y decide mejor cómo y cuándo hacerlo, algo que cobra una gran importancia dentro de su equipo. Pero con ello, algo importante que muestra el Manchester City es que sus bandas en cierta manera son “mixtas”, donde Leroy Sané por la izquierda suele ser más vertical, y Sterling por la derecha deja en más de una ocasión la banda para tratar de hacer combinaciones por dentro.

“Leroy Sané por la izquierda suele ser más vertical, y Sterling por la derecha deja en más de una ocasión la banda para tratar de hacer combinaciones por dentro”

La mejora en el control de los partidos del Manchester City, teniendo posesiones de mucha mayor calidad cuando atacan, ha hecho que el internacional inglés, partiendo desde la derecha, sea capaz de comprender mucho mejor la situación de sus compañeros en cada momento. A su vez, su toma de decisiones también ha evolucionado. En más de una ocasión Sterling era dado a intentar acciones individuales para sacar partido de sus puntos fuertes, y en muchas de ellas acababa fallando. No obstante, ahora está mucho más cómodo a la hora de intervenir, trenzando pases cortos y teniendo bastante movilidad sobre su zona, pisando además bastante área.

“Su toma de decisiones también ha evolucionado”

Y es que en el aspecto goleador también ha dado un paso adelante. Estamos ante la mejor temporada de Sterling en cuanto a números. Nada más y nada menos que 14 goles y 9 asistencias en Premier League. La movilidad que le ofrece esta temporada el Manchester City le da la posibilidad de que sea un elemento importante en ese aspecto. Y es que ya ha habido algún partido en el que Sterling ha conseguido marcar goles que han sido de gran importancia para su equipo. Con Guardiola, el atacante inglés está consiguiendo ser un jugador más productivo, donde sus movimientos sin balón o sus combinaciones cobran un mayor sentido, una mejora en la toma de decisiones. Y posiblemente por ello sea hoy en día un fijo dentro del equipo, porque deja reflejado en el campo todo lo que se está adaptando a lo que pide su entrenador.