Después de realizar un esperanzador arranque de torneo Clausura 2017, este domingo los Pumas han completado una de sus actuaciones más potentes en muchísimo tiempo. En la visita del actual campeón Tigres a la Ciudad Universitaria, el conjunto de la capital mexicana se impuso con claridad durante el primer tiempo mientras apenas ha sufrido para mantener el 2-0 logrado durante los 45 minutos iniciales en la segunda mitad. En esto, dos nombres fueron absolutamente capitales: los extremos Pablo Barrera y Jesús Gallardo. Al final, el diestro fue quien estuvo directamente relacionado con las dos anotaciones que resultaron en la victoria del conjunto entrenado por David Patiño, pero el caso es que la superioridad de los locales empezó con el zurdo.

“La actuación de Pumas fue tan potente que ni siquiera ha necesitado que el delantero chileno Nicolás Castillo marcara las diferencias”

Con su posición abierta en izquierda, Gallardo volvió a ofrecer altura su equipo como viene siendo habitual en este 2018. Ya sea recibiendo juego directo, conduciendo por fuera o desmarcándose al espacio, Jesús permitió que Pumas mantuviera la posesión e igualara el tiempo con el balón, mientras Tigres no lograba ninguna continuidad ofensiva. Esto, siempre considerando que cada día el jugador de 23 años parece entender mejor la utilidad de devolver el esférico a zonas centrales después de recibir abierto, permitió que el mediocentro Marcelo Chelo Díaz jugara de cara en campo rival, con el experimentado chileno completando una de sus primeras actuaciones dominantes en la Liga MX. Finalmente, el balón terminó llegando hasta el otro costado para Barrera.

“El Chelo Díaz ha completado sus 39 intentos de pase en los 90 minutos del partido”

Por ahí, Pablo asistió el 1-0 marcado por el central español Alejandro Arribas en la secuencia de un tiro de esquina al mismo tiempo en que también dejó alguna conducción que tuvo el mismo significado de lo hecho por Gallardo en la orilla contraria. Además, un error del portero argentino Nahuel Guzmán también con contribución del defensor Hugo Ayala resultó en el segundo gol de Pumas, esta vez marcado por el veterano delantero albiceleste Matías Alustiza después de pase al espacio del propio Barrera. Por otro lado, con dos anotaciones de diferencia en el marcador, las cosas cambiaron en la segunda parte: los locales vieron sus dos extremos apagarse, cosa que les restó altura en el terreno, tiempo con la posesión y número de salidas ofensivas.

“Nahuel Guzmán ha tenido una de estas actuaciones anticompetitivas que no están acorde a su nivel real”

En este escenario, Tigres pasó a monopolizar el esférico mientras los contraataques de Pumas estuvieron mucho más relacionados con concesiones de los visitantes que por méritos propios. Pero la respuesta defensiva del conjunto de la Universidad Nacional Autónoma de México fue positiva: Marcelo Díaz y David Cabrera establecieron un bloqueo por la zona central, con el equipo dirigido por el veterano brasileño Ricardo Tuca Ferretti siendo obligado a atacar por los costados, donde solamente la velocidad del extremo derecho Jürgen Damm fue capaz de crear cierto peligro. El caso fue que en el área también hubo una buena respuesta de los locales, en especial en la figura de Arribas, que completó su actuación destacada evitando las posibilidades de gol.