El mercado de invierno ha llevado al Chelsea a que realizara una intensa búsqueda por dar con un segundo delantero que pueda complementar a Morata. Los nombres de Dzeko, Andy Carroll, Crouch o Barnes han sido algunos de los que llegaron a sonar para el equipo londinense, pero fue finalmente un vecino y rival el que le vendiera al punta que tanto buscaban. Y es que frente a la poca confianza de Antonio Conte con Batshuayi, el que respondía con goles cuando jugaba pero no tanto en cuanto a nivel de juego, el club no cesó en la búsqueda de otro nueve. El elegido fue finalmente Giroud, un delantero que siempre ha despertado opiniones dispares acerca de su rendimiento. Pero lo cierto es que de esta manera, y debido a un efecto dominó en la delantera, han conseguido lo que querían.

Cabe destacar que en Premier League, la carrera de Giroud ha ido evolucionando de tal forma que las mejores sensaciones que iba dejando en las últimas temporadas provenían saliendo desde el banquillo. Esto no quiere decir que no pueda ser un delantero titular que ofrezca un buen rendimiento, pues en el Arsenal lo demostró y en Francia lo hace también. Pero posiblemente sus cualidades sean perfectas para aprovecharle frente a contextos donde sus equipos necesitan una respuesta inmediata desde el banquillo. Es por esto que el Arsenal frente a lo que llega para su delantera (Aubameyang), a priori, pierde un argumento sólido saliendo desde el banquillo a la par que distinto.

“Y es que esta misma temporada Giroud igualó a Solksjaer como máximo goleador desde el banquillo para un mismo equipo”

Y es que esta misma temporada Giroud igualó a Solksjaer como máximo goleador desde el banquillo para un mismo equipo. El francés sumó en diciembre 17 tantos desde el banquillo en Premier League para el Arsenal desde que llegara en 2012. Muchos de ellos marcados en las últimas temporadas (10 desde la 2016-17), muestran la gran capacidad que tiene el punta para ser resolutivo una vez sale con el partido comenzado. Y en este sentido el equipo de Wenger pierde un elemento que le permitía guiarse más al envío directo, ganando poderío en el balón aéreo y capacidad de presencia en el área. Probablemente por ese cambio de registro, el técnico francés acabó prefiriendo que con el paso del tiempo el delantero acabara saliendo desde el banquillo y no partiera como titular en un gran número de ocasiones. Y seguramente en el Chelsea su papel vaya a ser el mismo o parecido, por lo que si le acompañan los goles no sería descabellado pensar que pase a Defoe como máximo goleador en Premier League saliendo desde el banquillo (23 goles entre todos sus equipos según los datos de Daily Mail).

Todo lleva a que Giroud sea el delantero suplente para Antonio Conte, pero con ciertos matices. La primera temporada de Morata como titular está dejando sensaciones positivas y negativas, algo que el técnico italiano ya ha dicho que es normal. Mostrando siempre su apoyo al punta español, Conte ha manifestado en más de una ocasión que es algo lógico lo que le está pasando, las rachas de goles, la frustración por no marcar… cosas con las que tiene que convivir un delantero titular dentro de un equipo del máximo nivel. Aún así la competencia que le llega no es pequeña, pues Giroud es un delantero asentado en Inglaterra, con buena respuesta a distintas situaciones aunque por físico y forma de jugar se habitúe mejor a ciertos contextos. Y es que lo bueno del francés sobre todo es su capacidad de adaptación. Pese a que por físico su dominio de las acciones se da mejor cerca del área, no se desenvuelve mal fuera de ella. Eso sí, no es un elemento para retener el balón, sino para dar un apoyo de combinación a sus compañeros (como referencia aquél gol entre él y Wilshere al Norwich City haciendo paredes).

“Giroud no es un elemento para retener el balón, sino para dar un apoyo de combinación a sus compañeros, y es ahí donde Hazard sobre todo puede nutrirse bastante”

Es ahí donde Hazard sobre todo puede nutrirse bastante, pues el francés es bueno de espaldas a portería y sabe ofrecerse bien para dar continuidad a una jugada siendo una referencia que atraiga a ciertos defensas. Pero en cuanto al remate, el Chelsea también puede ganar en ciertos contextos, sobre todo cuando les cuesta llegar a la portería rival. Giroud es un delantero que en el área se impone con bastante rotundidad, siendo bastante peligroso en el juego aéreo o aprovechando los balones sueltos para rematar. Es por eso que desde el banquillo puede ofrecer respuesta a su nuevo equipo, dado que es un punta distinto a Morata y que incluso en ciertos escenarios podrían llegar a complementarse juntos dejando al español algo más suelto. Ahora, es el momento de ver si puede aportar al Chelsea todo lo que aportó al Arsenal.

“Olivier es un punta distinto a Morata y que incluso en ciertos escenarios podrían llegar a complementarse juntos dejando al español algo más suelto”

Sígueme en Twitter.