El fútbol cambia con el paso de los años. Los genios tácticos de cada generación van implementando ideas, sistemas, variantes y automatismos que, poco a poco, van rompiendo paradigma y dando paso a nuevas situaciones y contextos. En la actualidad, grandes mentes como Pep Guardiola, Maurizio Sarri, Jürgen Klopp, José Mourinho o Antonio Conte, cada uno con sus ideas y estilo, han dado forma a ciertos aspectos determinantes del juego.

Algo en lo que han coincidido varios de ellos y muchos más en la élite del fútbol es en que los laterales o carrileros han tomado una influencia sin precedentes en este deporte. Los laterales interiores de Guardiola, los carrileros profundos de Conte o la potencia que ha encontrado Mourinho en Ashley Young y Antonio Valencia, se han convertido en parte vital del funcionamiento de sus escuadras.

“Los laterales o carrileros han tomado una influencia sin precedentes en este deporte”

Es difícil encontrar laterales fiables en la más alta élite, y por ello el Manchester City desembolsó millonadas por Walker, Mendy o Danilo. La demanda es mucho más alta que la oferta y los clubes se han enfocado en potenciar las cualidades de jóvenes laterales para convertirlos en futbolistas polivalentes y por ello empiezan a despuntar jugadores como Ryan Sessegnon (2000), Jeremy Toljan (1994), Theo Hernández (1997) o Ferland Mendy (1995).

El Mundial se acerca y mientras algunos países carecen de talento en este sentido, existe una selección que cuenta con una variedad de estrellas en dicha posición, que incluso abruma. Hablo, por supuesto, de la selección española, que tiene un superávit muy interesante en cuanto a laterales. Julen Lopetegui ha probado varios sistemas, pero en los momentos importantes ha dejado claro que el suyo es el 4-3-3 y por ello necesita dos laterales que, además de atacar, sean capaces de cuidar sus espaldas y, por supuesto, que sean virtuosos para asociarse.

“Julen Lopetegui ha probado varios sistemas, pero en los momentos importantes ha dejado claro que el suyo es el 4-3-3”

Si no hay ninguna lesión, el dueño de la parcela zurda será el gran socio de Lionel Messi esta temporada, Jordi Alba. El catalán renació de sus cenizas tras la llegada de Valverde y vive un nivel tan impresionante como inesperado. Jordi está teniendo el fondo físico que le faltó antaño y, además, siempre ha sido un futbolista que se siente más cómodo con la selección que en su club. Por eso y más, Lopetegui confía en él como su lateral zurdo indiscutible.

Muchas más dudas se generan en el sector derecho. En los primeros 16 partidos como seleccionador ha probado siete futbolistas en el lateral derecho, incluyendo tres que no se desempeñan en ese puesto como Sergio Ramos, Pedro y Nacho. El que más ha jugado es Carvajal, con ocho. Con 26 años, Carvajal parece el amo y señor de la parcela derecha en la selección, pero la irrisoria campaña del Real Madrid podría afectar negativamente a sus intereses. El lateral ha estado mucho tiempo de baja y actualmente está muy lejos de su nivel.

“El dueño de la parcela zurda será el gran socio de Lionel Messi esta temporada, Jordi Alba”

El siguiente más usado fue Azpilicueta, que jugó dos partidos en esa posición. Odriozola y Sergi Roberto son los otros dos futbolistas que se han desempeñado en esa posición y aunque a ambos los pilla muy jóvenes el próximo Mundial, con 22 y 25 años respectivamente, lo cierto es que tienen alguna posibilidad de sorprender, al menos en la convocatoria. Odriozola es un carrilero que destaca por una tremenda aceleración y velocidad; llega muchas veces a línea de fondo y genera bastantes centros y saques de esquina a favor por su estilo de juego incisivo. Sergi, por su parte, es mucho más posicional, tiene potencia pero no se asemeja a la del joven vasco. En cambio, Sergi tiene mucha mejor asociación y lectura, que podrían ser clave en el contexto de la selección española.

Lo que más sorprende es la calidad a la que no ha dado oportunidades Julen Lopetegui, en ambos sectores. En el izquierdo, asombra sobre todo lo de Marcos Alonso. El carrilero de 27 años es uno de los futbolistas más en forma de la Premier pero en su contra juega que no está tan acostumbrado a jugar en línea de cuatro y que sería hasta cierto punto problemático llevarlo como suplente por su caché actual. En cambio, Julen ha optado por complementar a Alba con Monreal, quien está entonado con el Arsenal y afronta el que podría ser su último Mundial como una opción de recambio.

“En los primeros 16 partidos como seleccionador ha probado siete futbolistas en el lateral derecho”

Otro impresionante lateral es Sergio Escudero. El sevillista tiene 28 años y es uno de los mejores en LaLiga. Tiene un golpeo clínico, potencia, carácter y liderazgo. En caso de que algún titular falle, podría colarse en la lista. Otra pieza de alta calidad, aunque con más vistas hacia el futuro es José Gayá. El lateral valenciano ha recuperado su mejor versión y está siendo uno de los nombres propios del conjunto Ché. Guarda cierto parecido con Jordi Alba por su procedencia y estilo de juego, por lo que de cara a próximos proyectos, seguro que será un nombre a seguir. Por último, está Alberto Moreno. Tiene 25 años y aunque no ha colmado las expectativas en el Liverpool, lo cierto es que ha mejorado su terrible inicio y ya cuenta con más confianza de Jürgen Klopp por su velocidad y golpeo lejano, aunque defensivamente está lejos de ser una certeza competitiva.

En el sector derecho también hay una opción como la de Escudero en caso de que alguno de los contemplados para Rusia 2018 fallen. Es Mario Gaspar, lateral del Villarreal. El valenciano de 27 años es una pieza muy importante del Submarino Amarillo y es un marcador de punta con características defensivas. Es cierto que si pisa área tiene muy buen golpeo, pero suele priorizar la colocación a la incorporación al frente. Otro similar es Hugo Mallo, quien con 26 años parece un auténtico veterano para el Celta de Vigo. Siempre fiable y seguro con la pelota, es una opción para complementar la convocatoria.

En cuanto al futuro, hay dos nombres que despuntan junto al de Odriozola. Uno es Pablo Maffeo, quien pertenece al Manchester City y apenas tiene 20 años. Está siendo muy importante para el sorprendente Girona. Es un carrilero sumamente talentoso, con velocidad, uno contra uno y, además, mucha fiabilidad en defensa. Seguramente peleará su lugar en los próximos años con Héctor Bellerín. El lateral catalán del Arsenal, de 22 años, es uno de los futbolistas más veloces del mundo y además tiene potencia, fuerza y llegada desde la segunda línea, el problema es que ataca mejor de lo que defiende. Tiene tiempo para madurar.

Si el conjunto español se caracterizó durante la década pasada por la abundancia en el centro del campo, parece que de cara a la próxima década el exceso de talento podría estar, también, en los laterales.

Sígueme en Twitter.