Viajar a Mestalla es una pesadilla para cualquier rival. El escenario ‘Ché’ es un campo muy complicado por la intensidad que imprimen los aficionados, misma que se ve replicada por los once murciélagos sobre el terreno de juego. Por encima de todos, hay un rival que en los últimos años ha sufrido en Mestalla, y este es el Real Madrid.

Marcelino palió la baja de Gabriel bajando a Coquelin, que ha encajado como anillo al dedo en el sistema valencianista. Reforzó la banda izquierda con Lato y Gayá intercambiando alturas. Arriba, Santi Mina continúa opacando a Simone Zaza, quien continúa como suplente. Zinedine Zidane, por su parte, sacó el once de gala a falta de Sergio Ramos e Isco Alarcón, ambos fuera por lesión, aunque el malacitano podría haber perdido su sitio en detrimento de Bale, que ha dado paso al 4-3-3 de antaño.

El Real Madrid empezó el partido como suele hacerlo, jugando con tranquilidad, pero se topó de frente con un huracán de presión como es el cuadro de Marcelino, aún sin Zaza. El primer gol llegó en el minuto 15 tras un córner del Valencia. Por unos segundos el conjunto blanco olvidó la realidad y se aferró a los recuerdos del pasado con una contra fantástica gestionada por Cristiano Ronaldo y acompañada por Kroos, Marcelo y Benzema. Montoya derribó al lusitano y, como casi siempre, CR7 no falló.

El Madrid no dejó de pisar el acelerador y siguió cargando el área con mucha gente. En una jugada en posicional, Karim fue derribado dentro del área, por la espalda, por Martín Montoya, quien firmó una actuación para el olvido. Ronaldo no volvió a engañar a Neto, pero definió bien para poner el segundo. El portugués ya es el máximo lanzador de penaltis en LaLiga y también el que más penaltis ha marcado; sólo David Villa (32 de 34) mantiene mejor efectividad que el lusitano en la historia.

“Guedes fue el mejor valencianista en la primera mitad, pero salió en el entretiempo por molestias musculares”

Guedes fue el mejor valencianista en la primera mitad, pero salió en el entretiempo por molestias musculares pensando en las Semifinales de Copa del Rey ante el Barcelona. Seguramente su reemplazo, Carlos Soler, fue el hombre del segundo tiempo para el Valencia. Con el 0-2 en el tanteador, los de Marcelino se volcaron y rozaron el gol en muchas ocasiones hasta que Santi Mina remató al fondo del arco un córner en el primer palo por segunda jornada consecutiva (vs Las Palmas).

Keylor se hizo presente con dos atajadas de alto nivel, una de ellas con el pie, especialidad del que pudo ser su reemplazo, David de Gea. El Madrid aguantó el aguacero, Zidane reaccionó pronto con el ingreso de Lucas para refrescar la posición ante un exhausto Bale, que por momentos mostró gran nivel. El Valencia perdonó nuevamente e ingresó Asensio, quien a seis minutos para el final asistió a Marcelo, quien firmó un notable tanto para cerrar la victoria, misma que fue redondeada con un golazo de billar, marca de la casa, de Toni Kroos tras una gran pared con Kovacic.

El Real Madrid respira y sacó una importante victoria en lo anímico pero que de poco sirve de cara al título, pues el Barcelona se mantiene a 16 puntos de diferencia con un partido pendiente. El Valencia se mantendrá tercero esta jornada con 40 puntos y con la sensación de que pudo haber sacado más.