Por los pasillos de Old Trafford existe la leyenda de que, desde que Michael Owen usó el dorsal 7, le robó un poco de la magia. Desde que el inglés, héroe del archirrival del United, y quien fuera el heredero directo de Ronaldo, partió en 2012, el United no ha encontrado de verdad un Siete Mágico como los que solían desfilar por Old Trafford.

El legado de Owen en Old Trafford fueron un par de goles importantes y colaboraciones mínimas en Copa. Ganó una liga Premier, que tampoco se avergonzó de presumir en Anfield.

Desde entonces, el 7 ha recorrido lugares como Ecuador y Argentina. Hoy, viene un chileno a rescatarle la magia, a sacar la espada en la piedra.