En la época de mayor gasto en la historia del fútbol, la posibilidad de incluir talento o liderazgo a una plantilla sin costo, es un atractivo que debe tener a varios directores deportivos husmeando conforme las fechas de expiración de contrato se acercan, y los agentes libres se convierten en una oportunidad.

Si alguien quisiera armar un equipo sin tener que pagar en fichajes, podría convencer a estos once elementos y armar un equipo bastante decente: