Saint-Étienne y Monaco se enfrentaban con muchas dudas en sus respectivos entornos, los verdes llegaban con 3 puntos de los últimos 24 y los de Jardim eliminados de Europa y con incertidumbre en la parcela ofensiva.

El conjunto monegasco formó un 4-2-3-1 con Lemar ubicado por dentro como mediapunta nominal, con Keita Baldé en la izquierda y Rony Lopes en la derecha; Fabinho y Moutinho hacían la dupla en el centro del campo. Todo empezó de forma positiva para los visitantes pues a los 3 minutos de partido, en una acción comandada por Lopes y Sidibé en banda derecha, llegó el 0-1 tras caerle un balón en el área al lateral que resolvió con calidad. El Monaco fue capaz de asentarse en campo contrario gracias a la dirección de Fabinho y continuidad que aportaba Moutinho, sumado a cuando Lemar era capaz de intervenir por dentro y a espaldas de Pajot y Hernani todas las jugabas se aceleraban.

“El Monaco fue capaz de asentarse en campo contrario gracias a la dirección de Fabinho y continuidad que aportaba Moutinho”

El ASSE mostró una pasividad defensiva grave, pues cada llegada y cada centro al área era peligro para la portería defendida por Ruffier. En ataque, los de Julien Sablé solo intimidaron con alguna recepción de Cabella entre líneas y las acometidas del joven Vagner Dias superando a un Jorge poco fiable en defensa. Al descanso el resultado ya era de 0-2 y poco antes de los diez minutos del complemento los visitantes harían el 0-3 con algo de polémica y con Ruffier expulsado por protestar. A partir de ahí todo fue más fácil para los de Jardim aunque les costó generar por fuera y tuvieron demasiada dependencia de un gran Lemar. Falcao y Lopes tuvieron poca incidencia, Keita estuvo más incisivo, los laterales pudieron ofrecer más ayudas y Ghezzal tuvo minutos interesantes tras su entrada en la segunda parte.

Victoria importante para el Monaco que sigue segundo y le sirve para coger confianza tras la eliminación en fase de grupos de Champions, por su parte, el Saint-Étienne sigue a la deriva con una de las peores defensas de Francia y con el descenso pisándole los talones.

Sígueme en Twitter.