No es ningún secreto el buen trabajo que han hecho los Tuzos del Pachuca con sus Fuerzas Básicas en sus últimos años. Ese buen funcionamiento en su futbol base se ha visto reflejado tanto en los campeonatos del equipo, como en los méritos individuales de aquellos jugadores surgidos de la cantera tuza.

No está de más mencionar a Hirving Lozano, la gran esperanza mexicana de cara al próximo Mundial de Rusia. El actual jugador del PSV está empapado de la mística del Pachuca. El ‘Chucky’ pasó por todos los escalones que puede pasar un canterano tuzo desde el inicio: las Olimpiadas Nacionales con Hidalgo (se tiene que comprobar seis meses de residencia), pasando por las categorías formativas, después la Sub-17, Sub-20 y finalmente la Primera División.

El secreto del Pachuca reside en la inversión. A los directivos no les ha temblado la mano a la hora de invertir en mejorar tanto los campos de entrenamiento, como las residencias para sus jugadores del futbol base. De esto sabe bien Miguel Calero, actual Director Administrativo Deportivo y exjugador de la cantera del Pachuca: “Jesús Martínez ha tenido muy claro ese pensamiento de seguir propagando apoyo en la cancha como fuera de ella”.

Además, el hijo del Cóndor destaca el trabajo que se ha hecho para convertirse en una potencia de las canteras en México: “Pachuca se da a conocer por la confianza en la gente joven y el buen trabajo de entrenadores y visores que hacen un scouteo de una manera muy minuciosa y traen a los mejores jugadores que puedan conseguir en el país”.

Sin embargo, por mucho que el trabajo en la Bella Airosa es sobresaliente, tampoco se pueden sacar Gutis, Lozanos y Pizarros cada que se quiera. La temporada pasada el equipo de Diego Alonso solamente apeló de la titularidad de un canterano (Erick Gutiérrez) algo que resultó hasta extraño por lo acostumbrado que nos tenía en campañas pasadas.

Pachuca se da a conocer por la confianza en la gente joven y el buen trabajo de entrenadores y visores que hacen un scouteo de una manera muy minuciosa y traen a los mejores jugadores que puedan conseguir en el país”.

Curiosamente la falta de canteranos se dio en medio de que Jesús Martínez llamó a este equipo “el mejor plantel de la historia de Pachuca”. El fracaso al no clasificarse a la Liguilla de la Liga Bancomer MX fue apenas opacado por llegar a la final de la Copa MX.

En el Apertura 2017 siete canteranos vieron acción a lo largo del torneo, pero solamente Guti -quien es capitán- fue habitual. Alfonso Blanco y la joven revelación, Roberto de la Rosa, participaron en cinco encuentros con 450 y 230 minutos respectivamente. El siguiente en la lista es Pablo López con 135 minutos en dos partidos y Erick Sánchez con 129′ en tres. Finalmente están Alexis Peña con siete minutos jugados y Juanjo Calero, quien no jugó prácticamente nada a comparación del torneo pasado al sumar apenas un minuto.

Muchos podrían acusar a la Regla 9/9 (antes de este último torneo, 10/8) que permite tener cualquier cantidad de extranjeros en el plantel. Miguel Ángel Gómez, formador que trabajó en Pachuca y actualmente está en Selecciones Nacionales, cree que sí afecta e hizo énfasis en la inflación de los precios de los jugadores mexicanos.

Tiene cosas buenas y malas; hoy en día con las nuevas reglas de la federaciones de que cada club puede meter hasta 20 extranjeros, contratan extranjeros de baja calidad por un bajo costo porque los mexicanos se encarecen, a los que ya están probados les ponen precios innombrables”.

Bajo la tutela del “Apache”, como era conocido en su etapa en los Tuzos, han pasado varios jugadores que llegaron incluso a Selección Nacional: “Dentro del Club Pachuca te puedo nombrar a Iván Ochoa, Steven Almeida, Pablo López, Joaquín Esquivel, ‘Chucky’, Guti; de Chivas –recién firmado por Santos-, ‘Gallito’ Vázquez, lo dirigí en una Tercera antes de trabajar en Pachuca, en Guanajuato; son jugadores que han estado dentro de mi tutela en su formación y creo que los más prometedores. También Héctor Herrera en la Segunda de Pachuca. Tienen mucho talento, los más probados ya están en selección mayor”.

México no trasciende, ¿Pachuca tiene la clave para hacerlo?

Miguel Gómez considera que el joven futbolista mexicano es “talentoso, competitivo y atrevido” pues son cosas que ha visto al salir de gira con Selección Nacional (como cuerpo técnico de los equipos de Sub 16 y Sub 18). “México ha ganado prestigio y una jerarquía a nivel mundial en base a muchos años de ganar torneos: tener dos campeonatos Sub 17, un tercer lugar en Sub 20, una Medalla de Oro… esos logros son porque el joven mexicano ve y busca el sueño de llegar a jugar profesional. Describiría a los jugadores de Fuerzas Básicas como muy competitivos”.

Ante esto, Calero asegura que los Tuzos tienen como meta priorizar el darle roce internacional a sus canteranos, para acostumbrarlos a diferentes tipos de escenario con equipos de otros lares. “Pachuca está aposando por proyectos más ambiciosos, mandar a sus jugadores a torneos internacionales, que se curtan desde corta edad, que tengan ese roce internacional con equipos de Japón, Estados Unidos, de Europa…”.

A pesar de que Pachuca ha tenido éxito con su cantera y que en general se ha trabajado bien en México sigue siendo una incógnita lo que pasa con los futbolistas que prometen mucho y se acaban desinflando tan pronto prueban minutos en el profesionalismo.

Calero tiene claro que la confianza en los jóvenes es clave e insinúa que está en los equipos de nuestro país la oportunidad de hacer crecer a México a nivel selección. “El hecho de que México no trascienda en otras categorías mayores, se debe a que no todos los equipos confían en sus jóvenes. Si los equipos trabajan más en dar oportunidades a ciertos jóvenes creo que al final el futbol mexicano seguirá nutriendo a sus selecciones en cuanto se les den oportunidades”. Por ello, la meta de la entidad blanquiazul es confiar ciegamente en los jugadores que muestran cosas excepcionales en sus categorías menores.

México como tal se debe de abrir esta brecha de dar más oportunidades para que no queden estancados en Sub 20 o Liga de Ascenso. Hay muchos talentos que deslumbran en la Sub 17 pero no logran dar el salto a Primera División por fracasos; ya sea que en los equipos no les dan oportunidades o porque se deprimen cuando ven que están a punto de ser titulares y ven a un extranjero que ocupa esa plaza”.

Por otro lado, Miguel Gómez piensa que la clave para tener una Selección Mexicana de mayor nivel es darle uniformidad a los estilos de juego de las canteras, mezclando tanto el aspecto táctico como los valores sociales. Algo que sin duda el Grupo Pachuca ha sabido llevar a cabo.

Las cosas que se pueden llegar a mejorar entre los equipos que se regulara una metodología de formación general para todos, y que la implementara la Federación acompañada de Selecciones Menores para encontrar una formación integral, donde además de las cualidades futbolísticas, física, técnico táctica y mental, también se desarrollen los valores que estamos perdiendo en la sociedad mexicana, los jóvenes y no le dan tanta importancia los valores de familia, las familias mexicanas”.

Otro de los temas que más aqueja al fútbol mexicano es la escasez de delanteros en la liga local. Para el directivo de los Tuzos la falta de oportunidades a los atacantes aztecas es “obvia” y la prueba más clara es que un jugador tan experimentado como Oribe Peralta sigue siendo el máximo referente mexicano en ataque de la liga.

Es una posición en la que los clubes prefieren tener extranjeros. Vemos jugadores como Martín Zúñiga o Madrigal de Alebrijes, que tenían la oportunidad de jugar en equipos grandes pero que al final el hecho de que lleguen extranjeros los manda a la Liga de Ascenso”.

Al final hay muy buen material, lo vemos en el América con el ‘Wero’ Díaz o en el Pachuca, que a pesar de que tiene dos extranjeros como Franco Jara o Germán Cano, apuesta por darle la oportunidad a Roberto de la Rosa o Juan José Calero; vienen muchos más atrás, entonces creo que sí, la clave al final es apostar por los jóvenes para que vuelva el fútbol mexicano a encontrar un 9 que pueda estar cuando no esté ‘Chicharito’, Raúl Jiménez o Peralta”, añadió.

Los planes de Pachuca

Con el Mundial de Clubes en puerta, los Tuzos tienen la oportunidad de reivindicarse tras su mal semestre. Aunque lo que pase en el Mundialito no afecta en los planes que tiene el club para el futuro inmediato, pues como Miguel Calero comenta, la idea es seguir apostando por la cantera a toda cosa –aún con el bache que significó en ese ámbito el Apertura 2017–, más aún con la cantidad de equipos que ha adquirido el Grupo Pachuca.

La idea a corto plazo es seguir nutriéndola (la cantera), al final la demanda es mucho mayor ahora, no solamente alimentas a Pachuca y a León, también está Mineros, Everton (Chile)… entonces al final creo que Pachuca debe seguir enfocándose en seguir dándole el material necesario a estos equipos de jóvenes mexicanos. Pachuca está por ese camino de seguir aprovechando a esos jóvenes”.

De igual forma, la idea es volver a tener un equipo plagado de jugadores de Fuerzas Básicas, que conjuntados con algunos futbolistas de experiencia, puedan brindar un equilibrio que vuelva a llevar a la Bella Airosa títulos como se acostumbraron unos años atrás.

A mediano plazo la idea es seguir estableciendo que las camadas conjuntas de cuatro o cinco jugadores que lleguen a un nivel óptimo. Por ejemplo de la categoría 99, que no solamente llegue uno, que lleguen cuatro o cinco para que de estos podamos ver una generación buena de jugadores en México”.

Tal vez Pachuca y su modelo de Fuerzas Básicas no tengan todas las respuestas ante las problemáticas que pueda tener el futbol mexicano, sin embargo, no se puede negar que es el mejor espejo donde mirarse si se quiere buscar mejorar notablemente el nivel en las categorías mayores.

Sígueme en Twitter: @mbalderas_